Digital News Report 2020: resumen ejecutivo y hallazgos clave

El informe del Reuters Institute for the Study of Journalism este año llega en medio de una pandemia global sin precedentes en la era moderna y cuyas consecuencias económicas, políticas y sociales aún son una incógnita. La seriedad de esta crisis ha reforzado la necesidad de un periodismo confiable y riguroso que pueda informar y educar a la población, pero también nos ha recordado cuán permeables nos hemos vuelto a conspiraciones y desinformación. Los periodistas ya no controlan el acceso a la información y la gente se vuelca más en las redes sociales y en otras plataformas, donde hay acceso a una gama más amplia de fuentes y “hechos alternativos”, algunos de los cuales contradicen las recomendaciones oficiales, son engañosos o directamente falsos.

Muchos de los datos en esta publicación se recolectaron antes de que el virus golpeara a varios de los países que aparecen en la encuesta. Por lo tanto, en gran medida se trata de una instantánea de las tendencias históricas. No obstante, para tener una idea de qué ha cambiado volvimos a hacer partes clave de la encuesta a principios de abril en seis países (Alemania, Argentina, Corea del Sur, España, Estados Unidos y el Reino Unido). Estas respuestas confirman datos de la industria sobre un incremento en el consumo de fuentes informativas tradicionales (especialmente la televisión) pero también de algunos medios online. 

El periodismo es importante y otra vez está muy demandado. Pero el problema para los medios es que ese interés extra produce incluso menos ganancias, al tiempo que los anunciantes se preparan para una recesión inevitable y se desploman los ingresos de las ediciones impresas. En este contexto, es probable que veamos más suscripciones digitales y otros modelos de pago que se han mostrado considerablemente prometedores en los últimos años. Por eso resulta tan relevante comprender cómo diferentes modelos vienen avanzando en distintos mercados, como Estados Unidos, Noruega y el Reino Unido, donde este año hemos elaborado estudios más profundos al respecto. Si bien la crisis del coronavirus probablemente afecte de forma dramática las perspectivas de corto plazo en muchos medios, nuestros hallazgos brindan información a largo plazo sobre una parte importante del futuro del negocio. También preguntamos sobre las consecuencias que tendría para la sociedad que más información de alta calidad desaparezca detrás de los muros de pago, un dilema que se ha vuelto más real durante esta emergencia sanitaria.

Mirando hacia el futuro, los medios reconocen cada vez más que su supervivencia a largo plazo probablemente depende una conexión más fuerte y más profunda con sus audiencias digitales, razón por la cual también hemos examinado la creciente importancia del correo electrónico y del podcast, formatos que se vienen desplegando en mayor medida para incrementar la conexión con la audiencia y la lealtad. La crisis del coronavirus ha presentado una amenaza existencial inmediata y urgente para la humanidad y en la sección sobre cambio climático exploramos cómo las audiencias acceden a información al respecto y qué sienten sobre la cobertura mediática.

Este informe de 2020, basado en datos de seis continentes y 40 mercados, busca arrojar luz sobre los temas clave que afronta el sector en tiempos de una incertidumbre sin precedentes. La historia general se refleja en este resumen ejecutivo, al que sigue una segunda sección con capítulos que contienen análisis adicionales y luego la tercera parte, que incluye páginas individuales de países y mercados, con datos detallados y contexto extra.

Otras guías que te van a interesar

Qué es multimedia y transmedia

En esta primera unidad didáctica, nos dedicaremos a “desbrozar” y elaborar un pequeño mapa compartido del amplio e inevitablemente confuso terreno de la comunicación multimedia.